jueves, febrero 21, 2008

AZZARELLO EN GRANADA


Si de alguna forma tuviéramos que englobar la trayectoria de este guionista de comics en determinado genero estilístico, sin duda alguna se trataría el del (cine, novela… eso es lo de menos) genero negro. Ese género de espías y detectives, de intrigas y traiciones, conspiraciones, asesinatos, animales nocturnos que sacan lo peor de si mismos al amparo de una triste farola parpadeante o de los fluorescentes de sus magníficos despachos. Independientemente de la historia a contar, sea urbana o fantástica, Brian Azzarello la colmará de tintes habituales del género. A pesar de su estilo claramente definido, nos encontramos ante un guionista bastante prolífico, no tanto en el volumen de su producción (muy envidiable, por otra parte) sino por su variedad. A la elevada cantidad de números auto conclusivos o pequeños arcos argumentales pertenecientes a series del calibre de Superman, Batman, Hulk o Spiderman hay que añadir numerosas miniseries y su obra magna: 100 Balas. Serie iniciada en 1999 y cerca ya de concluir en su número 100. Si alguna vez, dentro de muchísimos años, el autor tuviera que ser juzgado por una de sus creaciones, la ciega justicia tendría que llevarse a cabo a través de esta obra, probablemente el que ha sido, es, y será, su mayor proyecto. Y, al menos hasta la fecha, el de mayor calidad. De obligada lectura para cualquier amante de ese genero que parece apasionar a Azzarello. Sus trabajos, serán mejores o peores (aunque debe estar presente que en numerosas ocasiones ha mantenido varias series a la vez en los kioscos, como su magnifica etapa en Hellblazer donde lleva al personaje hasta la América más profunda), sin embargo, es de obligado cumplimiento reconocer que todo lo que este caballero escriba, siempre será comparado con todas y cada una de sus negras 100 Balas.

1 comentario:

Ivan dijo...

Sorry. Look please here